Solo basta con jugar varios años para saber que Martial destaca dentro del mundo Ultimate Team. En FIFA 17 su impacto fue brutal, siendo probablemente el jugador más popular (y para muchos también el más odiado). Desde entonces lo conocemos de sobra, y cada temporada ha estado presente en distintas plantilla Premier. Pero, ¿Cómo va en FIFA 20? ¿Merece la pena pagar su precio actual? Vamos a hablar de ello.

Tras unos 60 partidos con Martial creo que su carta mantiene la esencia de lo que siempre ha sido. Con su balanceado 89 de ritmo, tiene velocidad suficiente para jugar como extremo a pierna cambiada y trazar diagonales al área. Algo que otras muchas cartas pueden hacer, pero quizás no todas combinan ese ritmo con una fuerza más que decente de 74, y un tiro que funciona mejor de lo que indican los números.

Y es que sus stats de tiro no son nada mala, pero in game se sienten aún mejor. Cuenta con 82 de posicionamiento, 82 de finalización, 84 de potencia de tiro y 77 de tiro lejano. Notables cifras para un extremo, más aún en octubre cuando no han salido demasiadas cartas especiales. Pero es que encima, y como ya he comentado, su precisión de cara a portería es superior a lo que debería, dando la sensación de que tuviese 84 u 85 de disparo (cuando en realidad apenas es de 81). Así que su disparo letal, sin duda, sería uno de los puntos fuertes de esta carta.

Pero Martial también tiene puntos débiles. Tres para ser exactos: pase, stamina y pierna mala. Sus stats de visión y pase en corto son muy pobres (73 y 78 respectivamente), lo que nos puede costar alguna que otra pérdida de balón innecesaria. Tampoco debemos esperar grandes balones al hueco. No es una carta con la que asistir, él es más de rematar.

Su stamina de 75 no llega a ser un gran problema porque tampoco es exageradamente baja, pero sí se trata de una pequeña laguna. No será el jugador más fresco en los finales de partido, sobre todo porque como extremo hará largas carreras con frecuencia. Así que su rendimiento puede decaer en los minutos finales.

Y puestos a ser quisquillosos, claro que nos encantaría una estrella más de pierna mala. 4 sería lo ideal, aunque como define tan bien con la derecha tampoco llega a ser un defecto insalvable.

Por último, hablemos del regate. Su stat general llega a 85. Bastante correcto a estas alturas de juego, sobre todo porque ninguna estadística in game es demasiado baja (todas rondan el 85 excepto el balance y la compostura, que se quedan en 79. Pero tampoco afectan mucho negativamente). Así que Martial no se siente tosco, es relativamente ágil y podemos driblar con él sin problemas. No es de los mejores regateadores del juego, y de hecho hay extremos mucho más barato con muchísimo más regate. Pero ellos ni tiran tan bien como él, ni cuentan con la fuerza que él tiene.

En resumen, Martial es un jugador especial dentro de Ultimate Team. Un extremo sobrepagado por su popularidad, su liga y su nacionalidad. Pero una carta que, apesar de ese elevado precio, nos ofrece cosas que otros jugadores no tienen a estas alturas de juego: principalmente combinar un ritmo alto, fuerza para forcejear con los defensas y un tiro notable.

Hay cartas más baratas, como puede ser Douglas Costa, que cuestan menos, corren más y driblan mejor. Pero no son tan precisos en el área ni pueden aguantar los empujones de sus contricantes. Esto es lo que diferencia a Martial del resto, y por ello vale la pena gastar unas 60.000 monedas en él.

Evidentemente no es una carta fundamental, y si andáis cortos de monedas es más inteligente invertir ese presupuesto en otras posiciones. Pero si ya tienes un buen once, una carta como Martial puede darte ese plus que necesitas.

 

POSICIONES RECOMENDADAS

Evidentemente es una gran carta para jugar en su posición natural. Como extremo tiene la velocidad y el regate suficiente para hacer daño, y en sus internadas al área puede generar goles gracias a su buen disparo.

Pero por sus condiciones, Martial es un futbolistas capaz de hacerlo igual de bien en otras zonas del campo. Como SDI puede ser incluso más decisivo en los partidos, por partir desde una posición más centrada y pisar área con más frecuencia. Y por supuesto, también es un gran delantero centro, ya que su 74 de fuerza le permite pugnar físicamente contra los defensores. Si tenéis intención de colocarlo como DC, os recomiendo que juegue junto a un segundo delantero. Así podréis hacer paredes con él para que Martial esté tirando desmarques constantemente.

 

ESTILOS DE QUÍMICA RECOMENDADO

El estilo de química que debáis aplicar depende de lo que queráis potenciar en la carta. Si buscáis la máxima velocidad posible y que además sea más preciso en su tiro, Cazador y Halcón son los adecuados. Estos vienen de lujo si pensáis colocar a Martial de SDI o DC.

Pero si no sentís la carta demasiado ágil y falláis pases importantes de vez en cuando, quizás vuestro estilo ideal sea Motor. Sobre todo es recomendable si el francés juega pegado a la banda, ya que el más +8 de dribbling es muy aprovechable a la hora de encarar a los laterales.

Por último, si os conformáis con su 89 de ritmo natural podéis meterle Francotirador. No mejora su velocidad pero la finalización sube hasta 97 (una locura) y el regate también mejora considerablemente.

 

LINKS QUE PODEMOS APROVECHAR

Martial juega en un equipo puntero de la liga más utilizada en cada FIFA. Además es francés, una de las nacionalidades más útiles del juego. Gracias a ello cuenta links muy útiles para hacer híbridos, algo que podemos aprovechar para hacer el equipo más competitivo posible dentro de nuestas posibilidades económicas. Aquí te dejo tres listas con links a tener en cuenta:

-Link perfecto: Pogba.

-Link verde: Kanté, Lacazette, Digne, Rashford, Lingard, Sissoko, Ndombélé, Shaw, Mendy.

-Link naranja con jugadores de otras ligas: Mbappé, Griezmann, Benzema, Matuidi, Tolisso, Fekir, Ben Yedder, Rabiot, Roussillon, Mendy.